Prevención del abuso sexual infantil

Prevención del abuso sexual infantil

Últimamente están saliendo en los medios de comunicación muchos casos de abuso sexual en niños y niñas. Poder dar visibilidad al abuso sexual y de las consecuencias traumáticas que ocasiona a los niños y niñas, permite concienciar a la sociedad de que es un grave problema social. Ser conscientes también nos permite tener herramientas de observación, estar atentos y poder identificar factores de riesgo que puedan favorecer una situación de desprotección.

abuso sexual infantil

El abuso sexual infantil se considera una de las formas más dramáticas de maltrato infantil, ya que conlleva un daño en la integridad física y psicológica del niño o niña. Cuando sucede el abuso sexual infantil, el agresor suele ser una persona conocida por la víctima, pero lo más habitual es que suceda dentro del ámbito familiar, siendo el agresor el padre, padrastro, abuelo, hermano, tío, primo, etc. Se trata de una relación de desigualdad, dado que el agresor suele ser mayor que la víctima y existe una posición de poder sobre ella, ya que no puede actuar en libertad y esta obligada a realizar una cosa que no desea.

¿Qué podemos hacer? Como bien sabemos, lo mejor es la PREVENCIÓN. A continuación, os damos una serie de pautas de educación para que los niños y niñas crezcan con autoestima, decisión y afirmados como personas, es decir, no se puede prevenir con un consejo en un día, sino con una actitud constante durante todos los días.

 

abuso sexual infantil2

Pautas de prevención:

  1. Lograr que los niños y niñas adquieran seguridad y autoestima. Si son estímulos constantemente crecen con autoestima, tienen buen concepto de si mismo, aprenden a respetar sus cuerpos y a identificar cuando les faltan el respeto, sintiéndose capaz de hacer las cosas bien.
  2. Tratar de manejar cotidianamente el concepto de derecho y lo que éste significa. De la misma manera como se enseña la importancia de la higiene para la salud, de esa misma debemos trabajar los derechos del niño y de la niña.
  3. Es necesario hablar lo que es abuso sexual. Hay padres o madres que piensan que hablar sobre ese tema puede desatar temores en sus hijos e impedir un sano desarrollo sexual. Al contrario, hablar sobre el tema facilita que no sean víctimas de abuso.
  4. Respeto por el cuerpo. La idea de “mi cuerpo es mi territorio” debe ser un lema para los niños y ni las. “Es mi territorio y nadie lo toca sin mi permiso”), ello incluye no sólo la violencia sexual sino también el castigo físico.
  5. Identificar las partes íntimas de su cuerpo. Esas son partes que ninguna persona debe tocar, salvo la mamá o el médico cuando es necesario.
  6. Saber qué es abuso sexual. Desde que el niño(a) tiene posibilidad de comprender lo que se le dice, es necesario explicarle, ya sea la madre, el padre o el profesor(a), que existe el abuso sexual y que por lo general se trata de un adulto que quiere “jugar” con sus partes íntimas y luego pedirle que no cuente nada a nadie.
  7.  Aprender a decir NO. La idea de respeto o atención a los mayores no debe confundirse con incondicionalidad hacia ellos porque puede generar la idea de que los menores están al “servicio” de los adultos.

El niño o la niña aceptan bastante bien estas explicaciones, es importante hablar del tema aunque pueda generar cierta incomodidad al principio, y no dejar que este sea un tema tabú.

 

Bibliografía:

Zevallos, C. (1996). El abuso sexual en los niños.

Tel. 93 288 75 32
contacto@clinicagouet.com
C/Melcior de Palau 129, bajo
08014, Barcelona, España