Las Altas Capacidades en los niños

La superdotación, las altas capacidades y los talentos

¿Qué aspectos me pueden hacer sospechar que mi hijo/a tiene Altas Capacidades?

  • Lenguaje muy fluido para su edad
  • Es muy sensible
  • Aprende a leer a una edad muy temprana (3 o 4 años)
  • Es enérgico e intelectualmente muy activo

Y de estos ítems, cuantos identificas en tu hijo/a?

  • Tiene mucha imaginación y es muy creativo
  • Manifiesta gran riqueza de ideas
  • Aprende rápidamente y con facilidad
  • Muestra mucha curiosidad por una variedad de temas, formulando preguntas y que en ocasiones sorprende por su contenido
  • Presenta una gran habilidad para organizar datos
  • Formula problemas espontáneamente
  • Tiene una gran habilidad para la transferencia de ideas en diferentes contextos
  • Tiene gran capacidad de abstracción

Es fundamental que todos los padres, y también los maestros y profesores, realicen la detección de las capacidades cognitivas de todos los niños/as. Una detección temprana de las altas capacidades no sólo puede ayudar a desarrollar su potencial, sino que también contribuirá a una mejor adaptación a su entorno, tanto en el ámbito escolar, familiar y social.

Tener Altas Capacidades no es sinónimo de obtener un buen rendimiento, sino que es sinónimo de potencial. Este potencial no se desarrollará si no se dan las circunstancias y no reciben a atención necesaria.  Detectar y conocer su potencial de forma temprana,  permitirá actuar y evitar las posibles dificultades que puedan tener no sólo a nivel académico, sino también sobre su autoestima, relaciones sociales y salud mental en la edad adulta.

El 70% de los alumnos superdotados tiene bajo rendimiento escolar y entre un 35%

y un 50 % se hallan en el fracaso escolar.

 

Los alumnos de altas capacidades tienen unas Necesidades Específicas de Apoyo Educativo, tanto emocionales como académicas. Cuando no las reciben, nos encontramos con niños que sufren desequilibrios emocionales (estrés, tristeza e incluso depresión) y en algunos casos llegan a tener somatizaciones (dolores abdominales, de cabeza, vómitos, fiebres rebeldes, eccemas, soriasis, sangrados nasales, incontinencias, etc.).  Todo esto se puede evitar o mitigar con una detección precoz de las Altas Capacidades.

Además, el diagnóstico completo de las capacidades cognitivas y emocionales determinará las necesidades educativas concretas de cada niño. Esto ya es tarea de un centro de diagnóstico especializado, que cuente con un equipo multidisciplinar de expertos con las titulaciones legalmente establecidas.

Aunque se trate de niños pequeños no conviene esperar para realizar el diagnóstico, ya que si hay que establecer medidas para la familia o la escuela, conviene poder hacerlo lo antes posible para evitarle al niño o niña una mayor desadaptación que pueda conllevar frustraciones o conflictos.

 

Tel. 93 288 75 32
contacto@clinicagouet.com
C/Melcior de Palau 129, bajo
08014, Barcelona, España