Trastorno de Desregulación Destructiva del Estado de Ánimo

El Trastorno de Desregulación Destructiva del Estado de Ánimo se encuentra dentro de la categoría de trastornos depresivos. Este trastorno se define por la presencia de explosiones de cólera graves y frecuentes. 

Definición del Trastorno de Desregulación Destructiva del Estado de Ánimo

Puede que este trastorno sea el menos conocido dentro de la categoría de trastornos depresivos, pero no por ello, es menos importante.

Para la definición de este trastorno, se proponen los siguientes criterios en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V):

  1. Explosiones-accesos de cólera graves y frecuentes. Estas explosiones pueden manifestarse verbal y/o conductualmente (por ejemplo: rabieta verbal y/o ataque físico hacia personas u objetos). Las características claves de estas explosiones son que presentan una duración y/o intensidad desproporcionadas a la situación o motivo que ha provocado cólera.
  2. Las explosiones de cólera son incoherentes con la edad o grado de desarrollo de la persona.
  3. Estos accesos de ira, se dan mínimo 3 veces por semana.
  4. El tono general del estado de ánimo de la persona es irritable y/o malhumorado la mayor parte del día. Además, este estado de ánimo irascible se presenta casi todos los días y es percibido por las personas cercanas (familiares, compañer@s, etc.).
  5. Los cuatro criterios anteriores, deben estar presentes durante un mínimo de 12 meses. Durante estos 12 meses, la persona no ha estado 3 o más meses consecutivos sin los síntomas expuestos.
  6. Los síntomas presentados en los cuatro primeros criterios, deben manifestarse en un mínimo de 2 de los siguientes contextos: casa, escuela-trabajo, compañer@s. Además, en uno de estos contextos, los síntomas se presentan de forma grave.
  7. La primera vez que se diagnostica, debe ser entre los 6 y 18 años.
  8. Los criterios 1-5 deben empezar antes de los 10 años. Para conseguir esta información, se puede recurrir a la historia y/u observación.

¿Cómo se vive con Trastorno de Desregulación Destructiva del Estado de Ánimo?

Como podemos deducir al leer los criterios, este trastorno se presenta en mayor frecuencia en la etapa infantil y/o adolescente. No es un trastorno que se diagnostique en la etapa adulta. Pero presenta tasas de comorbilidad muy altas con otros trastornos, es decir, tiene consecuencias significativas en la vida adulta de la persona. Por ello, consideramos importante explicarlo, darle espacio y luz.

La frustración suele ser la emoción que desencadena las explosiones de cólera en l@s infantes y/o adolescentes. Estas explosiones se viven como algo muy difícil de controlar por la propia persona. Sienten que la cólera se apodera de ell@s mism@s, llevándoles a golpear, gritar y/o insultar de forma agresiva. Normalmente, la emoción que aparece después de un acceso de cólera, suele ser la culpa. Suelen sentir culpa por haber dicho cosas que quizá no piensan, por la manera en la que han actuado o por haber dolido a  personas cercanas. Esta culpa, les genera más frustración, llevándoles a un estado de malestar.

Además, esta alta irritabilidad influye en el rendimiento académico. A consecuencia de la baja tolerancia a la frustración, l@s infantes tienen dificultades para avanzar en el colegio y/o participar en actividades con el restos de compañer@s.

Los síntomas puede cambiar o reducir su intensidad a medida que el/la infante madura, pero una de las causas de estos accesos, sigue estando presente si no se trabaja: la no gestión emocional. Es decir, estos accesos en parte se producen porque la persona no ha aprendido maneras de gestionar sus emociones y estas explotan de una manera poco adaptativa. Por ello, es importante hacer un buen trabajo de educación emocional y ayudar a buscar maneras alternativas de transitar las emociones.

Si la mayoría de estas características son predominantes en ti o algún familiar y sientes que recibir ayuda podría ser útil para conseguir un mayor bienestar, te ofrecemos consultarnos. Nuestro equipo estará encantado de acompañarte y ayudarte en aquello que desees y necesites.

Referencias

American Psychiatric Association & American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders DSM-5®. Madrid, España: Editorial Médica Panamericana.

 

Artículo Escrito por:

Gda. Andrea Fuentes Pardo

Psicóloga cognitivo-conductual. Futura Psicóloga General Sanitaria.

Andrea Fuentes Articulos