Trastorno Depresivo Persistente (Distimia)

El Trastorno Depresivo Persistente se encuentra dentro de la categoría de trastornos depresivos. Este trastorno se define como un estado depresivo muy prolongado en el tiempo y de menor intensidad menor que el  TDM.

Definición del Trastorno Depresivo Persistente (Distimia)

El término de distimia se empezó a emplear para definir a estados depresivos muy prolongados, pero que, mayoritariamente, no llegan a cumplir los criterios para un trastorno Depresivo Mayor (TDM).

Para el diagnóstico de Distimia, la Asociación Americana de Psicología (APA) plantea los siguientes criterios:

  • Durante 2 años como mínimo, la persona presenta un estado de ánimo deprimido durante la mayor parte del día. Este estado está presente más días de los que esta ausente y puede deducirse tanto de la observación externa como de información subjetiva.
  • Durante el estado depresivo, se presentan un mínimo de dos de los siguientes síntomas:
    1. Poco apetito o aumento de la ingesta
    2. Hipersomnia o insomnio
    3. Fatiga o poca energía
    4. Baja autoestima
    5. Dificultad para tomar decisiones y/o falta de concentración
    6. Sentimientos de desesperanza
  • En el período de alteración del estado de ánimo (mínimo de 2 años), la persona no ha estado más de 2 meses seguidos sin los síntomas expuestos en los dos puntos anteriores.
  • Los criterios para el diagnóstico de un Trastorno Depresivo Mayor (TDM), pueden estar presentes de forma continuada durante 2 años.

¿Cómo se vive con Distimia?

Las personas que viven con distimia suelen presentar un estado de ánimo triste prácticamente a diario. Esta tristeza suele ir acompañada de pesimismo, fatiga persistente y/o aislamiento social, entre otros.

Como podemos observar la sintomatología es muy similar al trastorno depresivo mayor (TDM), pero presentan 2 diferencias importantes: la gravedad y la evolución de los síntomas.

  • En la distimia los síntomas son menos graves que en el TDM. Estos síntomas suelen tener una gravedad leve o moderada. Por ello, puede observarse una ausencia de alteración significativa en las relaciones sociales y familiares o en la esfera laboral.
  • Los síntomas aun y ser menos graves, son más persistentes en el tiempo, pudiendo llegar a cronificar.

Por tanto, vemos como una persona con distimia presenta una sintomatología muy similar a una persona con trastorno depresivo mayor, pero esta es menos grave y más sostenida en el tiempo. Rara vez, la persona experimenta mejoras significativas o periodos libres de síntomas.

 

 

 

Si la mayoría de estas características son predominantes en ti o algún familiar y sientes que recibir ayuda podría ser útil para conseguir un mayor bienestar, te ofrecemos consultarnos. Nuestro equipo estará encantado de acompañarte y ayudarte en aquello que desees y necesites.

 

Referencias

American Psychiatric Association & American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders DSM-5®. Madrid, España: Editorial Médica Panamericana.

 

 

Artículo Escrito por:

Gda. Andrea Fuentes Pardo

Psicóloga cognitivo-conductual. Futura Psicóloga General Sanitaria.

Andrea Fuentes Articulos